Comunicado de Prensa: Panamá Continúa Violando los Derechos de Okke Ornstein

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá, Diciembre 5, 2016 — Cuando familiares y amigos del periodista holandés Okke Ornstein se apersonaron al centro penitenciario El Renacer en el día de ayer, se les indicó – erróneamente – que no estaban permitidas las visitas, violando su derecho a recibir visitas en el horario regular establecido, de sábados y domingos, de 9 a.m. a 3 p.m.

 

CONTACTO

Lic. Manuel Succari, Abogado
Teléfono (Panamá): 507 6648 0347
E-mail: masuccari@gmail.com

DE COMUNICACIÓN INMEDIATA

Panamá continúa violando los derechos del periodista holandés Okke OrnsteinA pesar de las declaraciones del gobierno, Panamá no está cumpliendo con el debido proceso y respeto de derechos humanos

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá. Diciembre 5, 2016 — Cuando familiares y amigos del periodista holandés Okke Ornstein se apersonaron al centro penitenciario El Renacer en el día de ayer, se les indicó – erróneamente – que no estaban permitidas las visitas, violando su derecho a recibir visitas en el horario regular establecido, de sábados y domingos, de 9 a.m. a 3 p.m.

Se añade a ello que la policía degradó a la hija de Ornstein – menor de trece años – y a otros familiares que fueron a visitarle, riéndose de ellos y haciendo comentarios de índole sexual sobre la Sra. Kimberlyn David, pareja del periodista Ornstein (quien no se encontraba presente). Luego de varias horas, la policía contactó a la madre de la hija del periodista Ornstein para decirle que la visita sí estaba permitida, pero ya era tarde: Ya se habían retirado y la menor se encontraba demasiado afectada por el incidente y no deseó regresar al centro penitenciario.

Se suma al agravio otro incidente, cuando la policía brindó información falsa sobre el horario de visitas a un grupo de vecinos del periodista Ornstein, quienes viajaron especialmente desde la isla de Taboga para visitarle. Cuando los vecinos solicitaron ver el reglamento de visitas, la policía señaló un papel ilegible pegado en una de las paredes de la sala de guardia. Los vecinos no pudieron leerlo.

El oficial de apellido Torres fue el encargado de la garita de acceso donde se le negó la entrada. El periodista Ornstein declaró que presentará una denuncia formal, por medio de su abogado contra el sistema penitenciario panameño y contra el oficial Torres de la Policía Nacional, por acoso e insulto de una menor – su hija – y de los familiares que la acompañaron a realizar la visita.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá publicó un comunicado en que declara que el gobierno panameño “brinda las atenciones correspondientes al Sr. Ornstein por su actividad profesional como periodista, y en base al firme compromiso del Gobierno de la República de Panamá con el respeto a la libertad de expresión y a los Derechos Humanos.”

Negar los derechos de visita, junto con la conducta inapropiada de la policía encargada del centro penitenciario El Renacer, son formas de abuso que difieren grandemente de las declaraciones hechas por la institución gubernamental.

En su comunicado con fecha del 1 de Diciembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá también declaró que “…el Sr. Ornstein enfrentó procesos judiciales iniciados en el año 2011 que cumplieron con las normas del debido proceso, según las leyes vigentes en la República de Panamá y, en todo momento, tuvo representación legal para su defensa.”

El periodista Ornstein refuta tal declaración, señalando que la abogada de la defensa pública a él asignada en el Juzgado Décimo Cuarto de lo Penal de la República de Panamá, la Lic. Ana González, incumplió con su deber de comunicarse con él y representar su caso. Ornstein indicó que González nunca le informó de las sus opciones legales y la abogada no llevó a cabo ninguna de las diligencias por él solicitadas. La Licenciada González dejó de contestar sus correos electrónicos y llamadas telefónicas.

El derecho del periodista Ornstein a que sus audiencias y todos sus procesos legales a ser conducidos en un lenguaje que comprenda a profundidad tampoco fue respetado. “Si bien hablo español con algo de soltura, no lo comprendo lo suficiente como para entender y manejar asuntos legales,” dijo Ornstein. “No entendí la mitad de lo dicho durante las audiencias. Nunca se me asignó un intérprete holandés en ninguna de las audiencias o cuando tuve que hacer declaraciones, y ningún intérprete de habla holandesa revisó la documentación legal correspondiente a mis casos.”

El periodista Ornstein también indicó que, a pesar que habla y escribe en inglés con fluidez, tampoco se le asignó un intérprete de habla inglesa. Otra de las fallas en el debido proceso, indicó, es que nunca se le notificó de un caso interpuesto por el ya fallecido Clyde Jenkins.

Ornstein fue detenido y arrestado a su arribo a Panamá en el Aeropuerto Internacional de Tocumen el martes 15 de noviembre. Enfrenta una sentencia injustificada de veinte meses de cárcel por calumnia e injuria por los artículos que publicó en su blog sobre las dudosas actividades de negocio en Panamá del ciudadano canadiense Monte Friesner.

Friesner, cuya demanda llevó a la sentencia de Ornstein en Panamá, fue encontrado culpable en los Estados Unidos por ofensas similares a las que el periodista Ornstein menciona en su blog (ver: United States of America, Plaintiff-appellee, v. Monte Morris Friesner, Defendant-appellant, 61 F.3d 917). Friesner también enfrenta cargos penales en Panamá donde continúa bajo investigación por uno de sus negocios, la Financiera Pronto Cash.

Ornstein también enfrenta otra sentencia a raíz de una demanda interpuesta por Patrick Visser, por compartir noticias publicadas por un medio de comunicación, el Christian Science Monitor, sobre el esquema de compensación de carbono (carbon offsetting) denominado Silva Tree. Ornstein enfrenta en Panamá, de forma simultánea, otros tres cargos: Uno interpuesto por Jenkins (ya fallecido), otro por Friesner y una demanda similar presentada hace cinco años en que la corte no demostró interés alguno hasta ahora.

Para más información sobre la labor del periodista Okke Ornstein en Panamá, por favor contacte a Manuel Succari, abogado de Ornstein en Panamá, en los contactos indicados al principio de este comunicado.

###

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *